Humildad: ¿Qué es?


Imaginemos una bella catedral, cuyos pilares se asienta en roca sólida. En la punta de su cúpula, hay una piedra angular que sustenta toda la construcción. Por un efecto extraordinario cualquiera, con el pasar del tiempo, tanto la roca que está bajo los fundamentos cuanto la piedra angular se transforman en dos lindos topacios... Tal es la humildad en el conjunto de las virtudes: ella es el fundamento y la piedra angular de la vida espiritual. Al contrario de lo que se podría juzgar, no es ella una piedra bruta, sino el más precioso pilar de la santidad, "la mejor garantía de la gracia y de las demás virtudes", 1 ¡la joya de gran valor con la cual se compra el Reino de los Cielos!


Si, pues, conforme enseña San Santiago en su epístola, "Dios resiste a los soberbios y da su gracia a los humildes" (Tg 4, 6). Una vez que la gracia es necesaria para salvarse, concluimos fácilmente que la humildad es ‘conditio sine qua non' para obtener la eterna bienaventuranza.

Pero, ¿qué viene a ser propiamente la humildad? Es la virtud que nos lleva a reconocer que la única cosa que poseemos son nuestras faltas, y si algo de bueno hicimos, fue por iniciativa e inspiración divina: "Es Dios quien, según su beneplácito, realiza en vosotros el querer y el ejecutar" (Fl 2, 13). Ella "nos inclina a cohibir el desordenado deseo de la propia excelencia, dándonos el conocimiento acertado de nuestra pequeñez y miseria principalmente en relación a Dios". 2

La humildad nada tiene de hipocresía. Ella es "luz, conocimiento, verdad; no fingimiento ni negación de las buenas cualidades que se recibió de Dios. Por eso decía admirablemente Santa Teresa que la humildad es andar en la verdad", 3 apunta el P. Royo Marín. En fin, es la humildad como una antorcha encendida que incesantemente derrama sus fulgores sobre las almas, como observa San Alfonso Maria de Ligório: "los orgullosos [están] a oscuras, pues mal conocen su nada; la humildad es la luz que disipa esas horribles tinieblas". 4

Quién se humille será exaltado

En el Evangelio, encontramos narrada la célebre parábola del fariseo y del publicano. Ambos suben al Templo a rezar. El fariseo, inflado de orgullo, se aproxima del altar y comienza a decir: "Gracias te doy, Dios, que no soy como los demás hombres, ladrones, injustos, y adúlteros; ni como el publicano que está allí" (Lc 18, 11). El publicano, mientras tanto, permaneciendo a distancia, se pegaba en el pecho, ni siquiera osaba erguir sus ojos a los cielos, y depositaba la esperanza de su corazón en Dios. 5 Bien podemos imaginar lo que el fariseo, en el fondo de su conciencia, injuriaba al publicano. Este, sin embargo, reconocía sus faltas y ciertamente rezaba por aquellos que lo perseguían...

El publicano no estaba preocupado con lo que dirían a respecto de él, muy por el contrario: ocultamente se pegaba en el pecho, pidiendo perdón a Dios, consciente de que había andado mal. Es esta una de las características de la humildad, como afirma Santo Tomás: "La humildad reprime el apetito, para que el no busque grandezas además de la recta razón". 6 Y más adelante: "Es propio, pues, de la humildad, como norma y directriz del apetito, conocer las propias deficiencias". 7

Nuestro Señor concluye la parábola diciendo que el publicano volvió a su casa justificado. Aunque a los ojos de los otros él continuase siendo un cobrador de impuestos, ladrón y hasta incluso corrupto, a los ojos de Dios estaba libre de cualquier mancha. En cuanto al fariseo... "¡Pobre fariseo! No se daba cuenta de los males que caían sobre él, por el hecho de procurar la gloria donde no existía". 8

Así, por más pecador que alguien sea y aunque todo parezca estar perdido, mirar al Cielo y reconocerse miserable es el gran paso que atrae el beneplácito de Dios, pues "el Señor ama a su pueblo, y da a los humildes la honra de la victoria" (Sl 149, 4).

Por la Hna. Ariane da Silva Santos, EP
___
1 ROYO MARÍN, Antonio. Teología de la salvación.
2 ROYO MARÍN, Antonio. Teología de la perfección cristiana. 11. ed. Madrid, BAC, 2006
3 Ibid.
4 SAN ALFONSO MARÍA DE LIGÓRIO. A selva. Porto: Fonseca, 1928, p. 91.
5 Cf. CLÁ DIAS. João Scognamiglio. O pedido de perdão deve ser nosso frontispício de todas as nossas orações. Homilia. São Paulo, 21 mar. 2009 (Arquivo IFTE).
6 SANTO TOMÁS DE AQUINO. Suma Teológica. II-II, q. 161,a.1,ad 3.
7 Ibid. a. 2.
8 CLÁ DIAS. Quando é inútil rezar? In: O inédito sobre os Evangelhos. Op. cit. v. VI, p. 429.

Fuente: http://es.gaudiumpress.org/content/67313#ixzz3SESTdKmd

Comentarios

OBRAS SOCIALES$type=two$h=0$meta=0$rm=0$snip=0$source=random-posts

Nombre

Acción social Actividades deportivas Actividades Sábado Actividades Viernes Apostolado de los Oratorios Artículos Banda Basílica de Caácupe Boletín San Roque Campamentos Capillas Casa de Formación Juvenil Casa de formación San Alberto Magno Casa Sagrada Familia Casa Saõ Pedro Catedral Metropolitana de Asunción Centro Juvenil Centro Juvenil; Centro Juvenil; Excursiones CJH Colegio Heraldos Internacional Colegios Conciertos Confirmaciones Congresos Consagración a Nuestra Señora Conservatorio San José coro de la aurora Coro y Banda Cumpleaños Curiosidades Curso de teología Curso de Vacaciones Defensa de Tesis Deportes Devoción de la comunión reparadora Día de la familia Día de las Madres Entrega de Condecoraciones Escuela de Padres Eventos Excursiones Fiestas Marianas Formación Fundador Heraldos del Evangelio Heraldos del Evangelio Brasil Iglesia Heraldos del Evangelio Iglesia Mater Boni Consilii Institucional izamiento de la bandera Justa del Saber Mensaje y Secreto de Fátima Menu misa Misa en el Estadio Defensores del Chaco por el Bicentenario de Paraguay Misión Mariana Monseñor Juan Clá Dias Naturaleza Navidad Noticias Nunciatura Apostólica Orden femenina de los Heraldos del Evangelio Ordenaciones Papa Parroquias Pesebre Artístico PFV Pizza Primer Sábado Primeras Comuniones Procesiones Proyecto Futuro y Vida Rifas San José San Juan Santos sede Sede de los Heraldos del Evangelio Semana Santa Te de Beneficencia Teatros Terciarios Thabor Un día con María Vaticano viajes Vídeos Virgen de Fátima Peregrina
false
ltr
item
Heraldos del Evangelio Paraguay: Humildad: ¿Qué es?
Humildad: ¿Qué es?
http://es.gaudiumpress.org/resource/view?id=120281&size=2
Heraldos del Evangelio Paraguay
http://www.heraldospy.org/2015/02/humildad-que-es.html
http://www.heraldospy.org/
http://www.heraldospy.org/
http://www.heraldospy.org/2015/02/humildad-que-es.html
true
7132019824418123056
UTF-8
No se encontró ninguna entrada VER TODO Leer más Responder Cancelar respuesta Borrar Por Home PÁGINAS ENTRADAS Ver Todo Recomendado ETIQUETA ARCHIVO SEARCH TODAS LAS ENTRADAS No se encontró ninguna entrada relacionada con su búsqueda Back Home Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Dom Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre Ene Feb Mar Abr Mayo Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dec justo ahora Hace un minuto $$1$$ minutes ago Hace una hora $$1$$ hours ago Ayer $$1$$ days ago $$1$$ weeks ago más de 5 semanas atrás Seguidores Seguir ESTE CONTENIDO ES PREMIUM Compartir para desbloquear Copiar Todo el Código Seleccionar Todo el Código Todos los códigos copiados Can not copy the codes / texts, please press [CTRL]+[C] (or CMD+C with Mac) to copy