Un niño y el mar

Plinio Corrêa de Oliveira nos enseñó a ver el mar. Alguna vez nos contó que de niño a la orilla de él, se lo imaginaba como una gran alfombra mágica que llegaba hasta Europa y el lejano oriente, y de la cual no había sino que tirar un poco para que nos trajera palacios, catedrales, vitrales, carrozas, salones regiamente adornados, trajes elegantes y otras maravillas que bullían en su imaginación infantil; incluso variedad casi infinita de suculentos y deliciosos platos regionales apetitosamente ornamentados, pero también a los Tres Mosqueteros y al propio Gato con Botas.

Mar_Gaudium_Press.jpg

Aún más interesante fue cuando nos contó que se deleitaba viendo llegar las olas a la orilla del mar. La escena es bella: Eran el niño y el mar, el niño analizándolo desde su inocencia y el viejo mar dejándose observar con mansedumbre para que el niño aprendiera. Unas olas llegaban cansadas, otras alegres y cantarinas, las de más allá las veía llegar un tanto agresivas y pendencieras o curioseando la arena como queriendo averiguar qué había debajo de ella. Era el mar, majestuoso y serio que pleno de grandeza y fuerza se hacía un poco más suave y tierno al contacto con la tierra. Pero cuando vio las del cantábrico y las de otros mares violentos, se hizo idea de la indignación de Dios en algún momento.

Las olas, de hecho, observándolas bien, parecieran ser únicas y cada una con su propia personalidad. Son una combinación de agua, sonido y viento que no se repite. Unas nacen, alcanzan un auge y van a dormirse sumergiéndose en la arena, orladas de espuma como si trajeran un encaje de seda. Pero otras tienen una personalidad arrebatadora y truculenta que golpea fuertemente como castigando, como corrigiendo, las más de la veces contra rocas y acantilados duros que también hacen su papel enfrentándolas impasibles. No es una conversación amena sino algo parecido a una discusión en la que se argumenta y contra-argumenta sin llegar al odio implacable pero sí a la polémica.

Mar2_Gaudium_Press.jpg

Las hay también intermedias entre la fuerza y la suavidad. Son comunes y arriban a la orilla con mucha naturalidad y un poco rutinariamente. No llegan cansadas pero tampoco con afán. Bañan la playa, dejan la espuma, pequeños caracoles y se van. Como todas las olas, tienen su propio temperamento, el de estas es equilibrado, serio, obediente y dado a cumplir con su deber sin exigencias.

Las más temibles son las de mar adentro, medio anárquicas, impredecibles y arbitrarias. No se sabe bien si están jugando o están rabiosas. Pueden dar sorpresas. Avezados marinos todavía hoy no confían nada en ellas y preparan el zafarrancho cuando el mar se pica pareciendo querer pelea. Y a veces la amenaza no pasa de una simple bravata, un susto pasajero sin mayores consecuencias.

Son muchos los escritores, poetas y pensadores que han visto en el mar una figura de Dios con su ternura, su indignación y sus advertencias. De una generosidad impresionante, sin el mar nuestro mundo no sería más que un inmenso terrón sin vida suspendido en un punto del universo. Azul maravilloso, nuestro planeta es así de bello desde el espacio sideral por causa de ese manto líquido que lo envuelve y sobre el cual la humanidad ha tejido las más bellas historias a su paso por este universo. Baste compararlo con los demás astros para verificar que el nuestro tiene vida y no es un simple satélite del resplandeciente sol con el que parece tener una buena amistad. El mar lo hace casi todo, y sin las olas el mar sería algo así como un gigantón manso pero durmiendo profundamente y sin gracia.

Por Antonio Borda

Fuente: Gaudium Press

Comentarios

OBRAS SOCIALES$type=two$h=0$meta=0$rm=0$snip=0$source=random-posts

Nombre

Acción social Actividades deportivas Actividades Sábado Actividades Viernes Apostolado de los Oratorios Artículos Banda Boletín San Roque Campamentos Capillas Casa de Formación Juvenil Casa de formación San Alberto Magno Casa Sagrada Familia Catedral Metropolitana de Asunción Centro Juvenil Centro Juvenil; Centro Juvenil; Excursiones CJH Colegio Heraldos Internacional Colegios Conciertos Confirmaciones Congresos Consagración a Nuestra Señora Conservatorio San José coro de la aurora Coro y Banda Cumpleaños Curiosidades Curso de teología Curso de Vacaciones Defensa de Tesis Deportes Devoción de la comunión reparadora Día de la familia Día de las Madres Entrega de Condecoraciones Escuela de Padres Eventos Excursiones Fiestas Marianas Formación Fundador Heraldos del Evangelio Heraldos del Evangelio Brasil Institucional izamiento de la bandera Justa del Saber Mensaje y Secreto de Fátima Menu misa Misa en el Estadio Defensores del Chaco por el Bicentenario de Paraguay Misión Mariana Monseñor Juan Clá Dias Naturaleza Navidad Noticias Nunciatura Apostólica Orden femenina de los Heraldos del Evangelio Ordenaciones Papa Parroquias Pesebre Artístico PFV Pizza Primer Sábado Primeras Comuniones Procesiones Proyecto Futuro y Vida Rifas San Juan sede Sede de los Heraldos del Evangelio Semana Santa Te de Beneficencia Teatros Terciarios Un día con María Vaticano viajes Vídeos Virgen de Fátima Peregrina
false
ltr
item
Heraldos del Evangelio Paraguay: Un niño y el mar
Un niño y el mar
http://es.gaudiumpress.org/resource/view?id=116621&size=2
Heraldos del Evangelio Paraguay
http://www.heraldospy.org/2014/12/un-nino-y-el-mar.html
http://www.heraldospy.org/
http://www.heraldospy.org/
http://www.heraldospy.org/2014/12/un-nino-y-el-mar.html
true
7132019824418123056
UTF-8
No se encontró ninguna entrada VER TODO Leer más Responder Cancelar respuesta Borrar Por Home PÁGINAS ENTRADAS Ver Todo Recomendado ETIQUETA ARCHIVO SEARCH TODAS LAS ENTRADAS No se encontró ninguna entrada relacionada con su búsqueda Back Home Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Dom Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre Ene Feb Mar Abr Mayo Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dec justo ahora Hace un minuto $$1$$ minutes ago Hace una hora $$1$$ hours ago Ayer $$1$$ days ago $$1$$ weeks ago más de 5 semanas atrás Seguidores Seguir ESTE CONTENIDO ES PREMIUM Compartir para desbloquear Copiar Todo el Código Seleccionar Todo el Código Todos los códigos copiados Can not copy the codes / texts, please press [CTRL]+[C] (or CMD+C with Mac) to copy