Soldaditos franceses, historia encantadora.

Recientemente fue conseguida por los estudiantes Heraldos del Seminario Internacional Thabor de São Paulo, Brasil, una colección de soldaditos artesanales de plomo, muy bien confeccionados, los cuales me trajeron a la memoria una pequeña historia, escrita por George Lenotre en su libro, en francés, Contes de Noël.
Tal vez la veracidad del hecho quede relegada a segundo plano, mas la genialidad del autor para hacer sentir las bellezas de Navidad – capaz de ablandar hasta los más duros corazones – es verdaderamente admirable.

Nos encontramos en las afueras de la Francia napoleónica, comienzo del siglo XIX, en un pueblito fronterizo libre del dominio de ese dictador, por el momento… La inminente llegada de las tropas francesas alarmó a la población. Las familias, aterrorizadas, se apresuraron en buscar un refugio, cuando todavía tenían tiempo.
En una humilde casa, mucho rezaba cierta anciana, protectora de su huérfano nieto. Los dos eran franceses forajidos y, por eso, corrían mayor peligro de ser reincorporados a la fuerza en el territorio francés o, simplemente, asesinados…
La señora estaba ansiosa para que el pequeño fuese a dormir en un cuarto localizado al fondo de la moradita, pues así, la presencia del niño podría pasar desapercibida. Entonces, ella dijo a su nieto:
Hijito, pon rápido, en la chimenea, tu cartita al Niño Jesús, contándole los regalos que quieres recibir, y vete a dormir, pues puede ser que Él, encontrándote todavía despierto, no venga a visitarte.
Sí, era Navidad, día 24 de diciembre.
El pequeño se apresuró en dejar su pedido dentro de una bonita media colorida, clavada en la chimenea, y entró en las sábanas de la cama preparada por su abuela, en un cuarto al fondo de la casa, bajo el pretexto de que era ese el lugar donde el Niño Jesús acostumbraba dejar los regalos. Mal sabía el inocente cuál era el verdadero motivo. Para él, en ese día, todo era alegría, pero para a su abuela…
Horas más tarde, el galope de los caballos comenzaba a escucharse por las calles de la ciudad: invasión de casas, asaltos, saqueo… Las escenas más dramáticas comenzaban a darse. La vieja señora, que no soltaba de su mano el Santo Rosario, comenzó a oír el barullo aproximarse de su casa y de aquí a poco… golpes de bastón en la puerta:
¡Abra la puerta o, si no, la derrumbaremos!
La señora se apresuró entonces en abrir y, sin más explicaciones, un enorme contingente de militares penetró en el recinto, ignorando completamente la presencia de la anciana. Agarraron sillas, desplegaron mapas sobre la mesa y se pusieron a discutir tácticas de guerra, que para la pobre señora sonaban como una lengua desconocida.
Ella, hasta ese momento, no había pronunciado una palabra, pues temía que su cargado acento francés la delatase.
Después de mucho discutir, uno de los que parecía ser el jefe dio un golpe en el mueble y dijo:
¡Necesito pensar! ¡Esto no va a funcionar!
Levantó su minúsculo cuerpo de la silla y se aproximó a la chimenea a fin de calentarse. Sus ojos recayeron inmediatamente sobre el vistoso objeto que la adornaba: una media colorida conteniendo una carta… La tomó y, al leer la primera linea, preguntó a uno de sus ayudantes:
– ¡Comandante! ¿Hoy es Navidad?
Sorprendido por la pregunta, proveniente de los labios de ese hombre maduro, hombre de conquistas, hombre de asuntos importantes… llamado Napoleón Bonaparte, del cual sería difícil imaginar que pensase en esas “niñerías”, el comandante respondió , llevado más por el miedo de no hacerlo:
Sir, hoy es Navidad. 24 de diciembre…
Mientras oía, Napoleón prosiguió la lectura de la cartita, la cual decía:
Niño Jesús, tráeme, por favor, soldaditos franceses”

¿Señora, por si acaso hay algún francés en esta casa?– indagó Napoleón.
–¡Sir, por misericordia, no le haga ningún mal!– respondió angustiada– ¡Es un niño inocente! Haga conmigo lo que usted quiera…
¿Donde está el niño?
Por favor, no le haga…
E, interrumpiendo a la anciana, Napoleón se metió por el corredor de la casita, acompañado por los comandantes. Al llegar al cuarto del fondo, ordenó que permaneciesen en la puerta y él entró solo, haciéndose un misterioso silencio. ¿Qué preparaba esta vez?– pensaban todos. Con mucho cuidado para no perturbar el profundo sueño del pequeño, el general lo cargó en sus brazos y salió de la casa, en medio de los sollozos de la desolada abuela.
El sol ya estaba naciendo. A galope corto, Napoleón llegó al campamento de sus tropas, cuando los primeros rayos matinales despuntaban. Al avistar al general, los corneteros dieron el toque de llamada para la solemne recepción y rápidamente se formaron dos enormes filas de soldados.
El sonido de las cornetas habían despertado al niño, que venía balanceándose en los brazos de Napoleón y, al ver que los pequeños párpados se abrieron, el general le dice:
Entonces, ¿no pediste soldaditos franceses? Pues aquí los tienes.





 





El niño no lo podía creer… ¡Una estupenda multiplicidad de banderas, uniformes e insignias desfilaban delante de su vista! Jamás imaginó que el tamaño de los muñecos de plomo que pidió fuese tan grande y, además, ¡estos se movían!

Esta es la legendaria historia del ingreso en el ejército de Napoleón, de uno de los principales comandantes de sus tropas, que lo auxilió en innumerables campañas. Y, a respecto de la respetable abuela, que no se preocupen los lectores: ella recibió la debida protección, pues su nieto, de esa manera tan inesperada, se volvió un hombre muy influyente.
Por cierto, esta narración no pasa de ser un mero pretexto para compartirles las fotos de estos soldaditos de plomo, ¡realmente artísticos! 
Por otro lado, no deja de ser motivo de admiración en relación con otras épocas, ya pasadas, cuya cultura, arraigadamente católica, consiguió sembrar en los corazones tan profundos sentimientos de Fe, de manera tal que, hasta los personajes más reacios eran capaces de conmoverse ante la inocente atmósfera de la Navidad.

Texto: Sebastián Correa Velásquez /Fotos: João Paulo Rodrigues


Comentarios

OBRAS SOCIALES$type=two$h=0$meta=0$rm=0$snip=0$source=random-posts

Nombre

Acción social Actividades deportivas Actividades Sábado Actividades Viernes Apostolado de los Oratorios Artículos Banda Basílica de Caácupe Boletín San Roque Campamentos Capillas Casa de Formación Juvenil Casa de formación San Alberto Magno Casa Sagrada Familia Casa Saõ Pedro Catedral Metropolitana de Asunción Centro Juvenil Centro Juvenil; Centro Juvenil; Excursiones CJH Colegio Heraldos Internacional Colegios Conciertos Confirmaciones Congresos Consagración a Nuestra Señora Conservatorio San José coro de la aurora Coro y Banda Cumpleaños Curiosidades Curso de teología Curso de Vacaciones Defensa de Tesis Deportes Devoción de la comunión reparadora Día de la familia Día de las Madres Entrega de Condecoraciones Escuela de Padres Eventos Excursiones Fiestas Marianas Formación Fundador Heraldos del Evangelio Heraldos del Evangelio Brasil Institucional izamiento de la bandera Justa del Saber Mensaje y Secreto de Fátima Menu misa Misa en el Estadio Defensores del Chaco por el Bicentenario de Paraguay Misión Mariana Monseñor Juan Clá Dias Naturaleza Navidad Noticias Nunciatura Apostólica Orden femenina de los Heraldos del Evangelio Ordenaciones Papa Parroquias Pesebre Artístico PFV Pizza Primer Sábado Primeras Comuniones Procesiones Proyecto Futuro y Vida Rifas San José San Juan Santos sede Sede de los Heraldos del Evangelio Semana Santa Te de Beneficencia Teatros Terciarios Thabor Un día con María Vaticano viajes Vídeos Virgen de Fátima Peregrina
false
ltr
item
Heraldos del Evangelio Paraguay: Soldaditos franceses, historia encantadora.
Soldaditos franceses, historia encantadora.
http://2.bp.blogspot.com/-RQ34TwPxZXg/UjIWzURc2uI/AAAAAAAEo4k/1tCJN3gg5Gw/s400/soldadinho.jpg
http://2.bp.blogspot.com/-RQ34TwPxZXg/UjIWzURc2uI/AAAAAAAEo4k/1tCJN3gg5Gw/s72-c/soldadinho.jpg
Heraldos del Evangelio Paraguay
http://www.heraldospy.org/2013/09/soldaditos-franceses-historia.html
http://www.heraldospy.org/
http://www.heraldospy.org/
http://www.heraldospy.org/2013/09/soldaditos-franceses-historia.html
true
7132019824418123056
UTF-8
No se encontró ninguna entrada VER TODO Leer más Responder Cancelar respuesta Borrar Por Home PÁGINAS ENTRADAS Ver Todo Recomendado ETIQUETA ARCHIVO SEARCH TODAS LAS ENTRADAS No se encontró ninguna entrada relacionada con su búsqueda Back Home Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Dom Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre Ene Feb Mar Abr Mayo Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dec justo ahora Hace un minuto $$1$$ minutes ago Hace una hora $$1$$ hours ago Ayer $$1$$ days ago $$1$$ weeks ago más de 5 semanas atrás Seguidores Seguir ESTE CONTENIDO ES PREMIUM Compartir para desbloquear Copiar Todo el Código Seleccionar Todo el Código Todos los códigos copiados Can not copy the codes / texts, please press [CTRL]+[C] (or CMD+C with Mac) to copy