sábado, 19 de abril de 2014

Viernes Santo en el Campamento de Ypacaraí y el heróico equipo de familias.

Durante la madrugada nos fuimos turnando en adoración al Santísimo Sacramento reservado en el Monumento que, todo hay que decirlo, estaba muy bien adornado y ante el cual recibimos gracias en abundancia.
Después de rezar el último rosario, aprovechamos para organizar diversos juegos de interior.

La mímica y el pañuelo nos permitieron poner en acción nuestras mejores tácticas y estrategias.

El ayuno es obligatorio para los mayores de 18 años, pero todos quisieron participar un poquito del mismo. El poroto estaba riquísimo...
Por fin, llegó la Hora en la cual conmemoramos la muerte del Señor en la Cruz.
El ambiente y la propia naturaleza estaban impregnados de una calma toda sobrenatural y llena de bendiciones.
Las confesiones fueron constantes y, en medio del dolor por la muerte del Señor, reinaba una suave esperanza y una gran paz, fruto del sacrificio de la Bondad Infinita por nosotros pecadores.

Adoramos la Cruz y veneramos las Santas Llagas del Señor de la Gloria.



Al final de la ceremonia y aprovechando el buen tiempo, levantamos la Cruz del patio en una verdadera operación de ingeniría... y aprendimo algo importante.
Para que las cosas funcionen tiene que haber una cabeza que mande y coordine... 

Por eso, el primer intento fue fallido, pero en el segundo, bajo el mando directo del Coronel Casco, la Cruz se levantó solemne y majestuosa.
A la noche, el solemnísimo Via Crucis alrededor de la casa, fue acompañado con gran recogimiento.

Las músicas sacras y la meditación de las XIV Estaciones ayudaron a crear este ambiente.

¡Cuánto dolor, pero cuánta paz!
Bajo la tenue luz de las antorchas y la luna, que luchaba por abrirse paso entre las nubes, acompañamos al Señor y a su Santísima Madre Dolorosa.
Y todas estas gracias no serían posibles sin el impresionante equipo de padres y madres voluntarios que cocinan, lavan, limpian, etc, etc. constantemente, sin parar y con alegría. 
¡Son de verdad discípulos y esclavos de amor de María!
Mil gracias son pocas, por tanto ánimo que nos dan con su ejemplo y dedicación.
Que la Madre del cielo les lleve siempre en su Inmaculado Corazón.

viernes, 18 de abril de 2014

Campamento de Semana Santa: Jueves Santo

El día comenzó con el canto del Credo, tras el cual los jóvenes se dirigieron cantando al quincho para desayunar.


Después, la reunión con impresionantes teatros sobre la Semana Santa y los misterios de la Pasión, Muerte y Resurección de Nuestro Señor.
Mientras en la capilla se sucedían los ensayos de ceremonial y del coro, los muchachos aprovecharon el tiempo ejercitando la mente en diversos juegos y actividades.


Porque después del almuerzo, se fueron al bosque a gastar la energía acumulada en emocionantes juegos. Hay que aprovechar el sol que después nos vino a faltar...


¡Y por supuesto, a refrescarse en la piscina!


La retaguardia daba los últimos retoques al Monumento en la capilla...

La carpa que tan generosamente nos prestó el arma de Ingenieros del Ejército Paraguayo.

El P. Kirthan presidió la Cena del Señor y sus palabras fueron acompañadas por el inicio de una espectacular tormenta con vientos y rayos tremendos. Gracias a Dios, la carpa aguantó bien y vivimos una Eucaristía realmente inolvidable y fervorosa.


Y para culminar este grandísimo día, la retaguardia de la cocina preparó un rico asado para la cena.
Todos disfrutamos del asadito y nos preparamos para la noche de vigilia junto a Jesús Eucarístico en el Monumento.

Durante toda la noche se acompañará a Nuestro Señor en el Monumento. Fue una noche muy bendecida y se pasaron las horas volando.
Rezamos especialemnte por todas nuestras familias y amigos, así como por los pecadores y la paz del mundo. Hoy, Viernes Santo nos esperan momentos muy intensos de oración al celebrar la muerte del Señor en la Cruz.

jueves, 17 de abril de 2014

Espectacular comienzo del Campamento de Semana Santa: Miércoles Santo

Los jóvenes ya han llegado para comenzar el Campamento de Semana Santa en Ypacaraí.
Y no se puede comenzar con mejor pie que con una Santa Misa.
Ante la Madre del Buen Consejo, celebramos la Eucaristía y nos preparamos a vivir estos intensos días de oración, juegos y verdadera amistad.


Después vino al supercena y los preparativos para los juegos nocturnos... pero, como eran nocturnos y nuestros fotógrafos no tenían visores de alta sensibilidad, nos quedamos sin fotos de los emocionantes momentos vividos durante la competición a ver qué equipo conseguía capturar a los curiosos personajes que aparecieron...
Mañana les contaremos quién fue el ganador.

Preparativos para el Campamento

Todos los integrantes de la Casa Sagrada Familia están trabajando muy duro para que todo esté preparado para acoger a los jóvenes que acudirán al Campamento de Semana Santa...
Y no dejan de llegar sabrosas ayudas de muchas familias que endulzan los trabajos...

Alguien se preguntará cual es el secreto de los heraldos para tener tan hermoso jardín...


Pues no es mérito de ellos sino de... y no vamos a dar el nombre para evitar que nos rete después... Adivinen ustedes...


















 

Por las alturas...
Últimos ensayos...
Músicas para el Miércoles Santo.
Todo el mundo ayuda a dar los últimos toques a nuestra carpa-capilla.